domingo, 10 de febrero de 2008

A Night With the Hepburns

Ayer después del ensayo y antes de darle un buen empujón a Niebla de Unamuno, me aplatané en el sofá de mi casa, dispuesto a disfrutar de una noche con dos de mis actrices favoritas, las señoritas Hepburn. Antes me había pasado por el videoclub para salir con las manos vacías y, aunque tenía varias películas en casa, pendiente de ver, al final me decanté por el biopic de Mrs. Audrey Hepburn y por la Comedia (atención a la mayúscula) Adam's Rib de Mrs. Katherine Hepburn y su católico preferido, Mr. Spencer Tracy. La primera estaba protagonizada por la fantasmagórica Jen Love Hewitt quien encarnaba a la Hepburn. La caracterización estaba bastante bien, especialmente cuando la interpretaba durante los rodajes (como ocurre en Nun's Story o Sabrina) o en algunos otros momentos de su vida, pero con bastante frecuencia afloraba la actriz de I know what you did last summer y entonces se rompía cualquier tentativa de identificación entre el mito belga y la actriz estadounidense. La labor de mímesis de Jen Love es insufiente para entregarse por entero a la película que también cuenta con una logradísima Ella van Heemstra interpretada por Frances Fisher y Eric McCormack y Emmy Rossum como Mel Ferrer y Audrey Hepburn (durante su adolescencia). Los vestuarios y peinados son una recreación casi exacta en una Audrey que aparece y se desvanece continuamente en la pantalla y que abusa de la imitación burda sin lograr captar el espíritu del mito. Le daré una segunda oportunidad para: a)verla en versión original y saber si Jen Love gana con su propia voz (el doblaje era espantoso -junto al guión, idiotizaba a Audrey-, b)ver aquellos primeros minutos que me perdí. El final gana bastante con el último parlamento de Jen Love mientras rueda el final de Breakfast at Tiffany's, después de dejar boquiabierto a Truman Capote -el escritor quería a su amiga Marilyn para el papel de Holly- y con las imágenes sin sonido de la verdadera Audrey, poco antes de su muerte, en unos de sus viajes por África como embajadora de UNICEF. Justo después, me puse esa Comedia, Adam's Rib, en la que un fiscal (Tracy) y su mujer, una abogada feminista (Hepburn, of course) se enfrentan en un tribunal al defender, él, al marido adúltero, y ella, a la desquiciada mujer que se bate a tiros; mientras intentan que su idílico matrimonio no zozobre en medio de la polémica que está suscitando el caso en la ciudad de Nueva York.
psd: El próximo post sobre la primera temporada de Alias...

6 comentarios:

xandalie dijo...

No me imagino a Jennifer Love Hewitt en el papel de Audrey, tal vez porque solo hay una Audrey en mi mente.

¿Donde está el encanto de las películas de antaño? Cuando piensas en los actores de antes y ves a los actores de ahora ¿no les separa una distancia abismal en cuanto a todo?

En fin, espero ansiosa el post sobre Alias!!

ALX dijo...

Me encanta La Costilla de Adán, tanto por Katherine Hepburn, como por la química que tiene con su compañero.

Ángel dijo...

Iba a comentar la noticia, pero como no conozco la obra de Audrey (salvo la genial Una cara con àngel que vi hace bien poco). Y ha sido ver lo de Alias, y ya me desconcentré del todo.

Impaciente me hallo!!!

Ánade dijo...

Yo igual que Ángel, ha sido leer Alias y volverme loco! Queremos saber tu opinión! :P

Por cierto, mi intención era dejar a Shakespeare definitivamente, pero viendo la cagada de examen que he hecho esta mañana, me temo que en septiembre nos volveremos a ver las caras. ¡Maldito él y Chauser! >_<

Sunne dijo...

Me encanta la señorita Love.. q guapa...

Himnem dijo...

Yo vi el biopic de Audrey hace tiempecillo y la verdad es que no me gustó mucho, pero...no estuvo mal.

Saludos!