martes, 29 de julio de 2008

Something's Coming

Uggly Betty se ha convertido en mi dramedia preferida desde que hace un año finalizase Gilmore Girls. Podría enumerar muchísimas razones por las que ésta se ha convertido en mi preferida en ausencia de Brothers and Sisters, por ejemplo:

- Está ambientada en la Nueva York de los Manolos de Carrie Bradshaw; de los cotilleos de Cecily Von Ziegesar; de los jefas diabólicas y las modelos adictas a la ensaladas de Lauren Weisberger; de los ricos infelices, pero insatisfechos, y las jóvenes entregadas a un trabajo de mierda de Emma McLaughin. Pero también bebe de los amables pero descarnados retratos de la comunidad latina de Sandra de Cisneros o de aquellos bienintencionados intentos cinematográficos como Spanglish. El choque cultural entre las dos Nueva York, la de Manhattan y la de Queens, la del estadounidense anglosajón y la del chicano o latino, un colectivo que actualmente supera en número al afroamericano.

- Una Betty (la bellísima America Ferrara), bondadosa y optimista, con empuje y una personalidad arrolladora con la que se siente capaz de cantarle las cuarentas a su jefe, a la zorra de su vecina o a su descafeinado padre. Una Betty que deseas que no cambie su flequillo mal cortado, ni sus puntas descuidadas, ni que se quite sus braquets o se depile sus pobladísimas cejas. Una Betty, orgullosa de su condición femenina y hispana, que se viste con poncho de Guadalajara y que se enfunda en licra sin pensárselo dos veces si con eso consigue salvar el culo a su jefe.

- Dos gays como personajes principales cuyas entidades no se solapan sino que conviven sin problemas sin que ninguno de los dos esté de más. Justin, el fabuloso sobrino de Betty, quien es capaz de distinguir unos Manolo Blahnik de la primavera 2004, cantar y bailar claqué impulsado por On the town o Hairspray o reprobar el mal gusto de su madre con los pendientes. O Mark, un personaje empastillado de histrionismo, pero que te roba el corazón con su relación con Wilhelmina y Mandy, así como con sus escasos arrebatos afectuosos con Betty. Las escenas entre ambos hacen saltar chispas, eso sí, chispas divinas.
.
- Una galería de personajes secundarios absolutamente geniales, desde la asistente social (Octavia Spencer) obsesionada con el padre de Betty hasta el extremo de oxigenarse el pelo como Beyoncé hasta el excéntrico biógrafo Quincy Combs o la multimillonaria y rechauchetada Fabia (Gina Gershon).
..
- Guapos y guapas a chorros: una transexual que antes fue una exótica mutante azul (Rebecca Romijn-Stamos; X-Men, Femme Fatale), un jefe playboy (Eric Mabius; The L Word, The O.C., Resident Evil), una explosiva escritora (Salma Hayek), un jugador de apuestas ilegales (Kevin Alejandro; Shark, 24), un contable con pinta de Clark Ken (Christopher Gorham; Popular, Medical Investigation, Out of Practice), varios latinos de moda como Freddy Rodríguez (Six Feet Under; Lady in the Water), tórridos amantes como Christián de la Fuente o atractivas abogadas como Lucy Liu. Sin olvidarnos de los súpersecretarios y súpersecretarias de la serie: Becki Newton, Michael Urie o Nick Pepper.
.
- Malos malísimos que en el fondo tampoco son tan malos. Un nombre: Vanessa Williams. Aquí el Diablo también viste de Prada, veranea con Oscar de la Renta y cena con Stella McCartney. Altanería, arrogancia, exquisita malicia y ambición en un sola de sus miradas con fruncimiento de labios incluidos.
.
- Unos guiones salpicados de humor y suspense, pero sobre todo de ternura. No hay capítulo que no te haga sonreír al menos una docena de veces -cosa que escasea en la televisión actual-. Unos arranques del capítulo magistrales, capaces de atraer la atención en una única secuencia. Unos cliffhangers muy a tono con la tónica telenovelesca de la serie.
.
- Un vestuario que aprobaría hasta la mismísima Anna Wintour. Unos personajes que "trabajan y van à la MODE", por lo que Patricia Field, responsable de vestir a Sarah-Jessica Parker y amigas, diseñó el vestuario al completo del primer episodio. ¡Bravo hasta para el disfraz de mariposa nymphalis milberti de Betty!
.
- Una banda sonora que mezcla ritmos latinos con la música más poppie que te puedas imaginar. Unos temas ambientales compuestos por Jeff Beal que consigue pasar por todos los registros de esta serie y conectarlos armónicamente.

.

Creo que el final de temporada de ayer explica bastante bien el porqué me apasiona esta serie. No puedo evitar sentir un escalofrío y que se me humedezcan los ojos mientras cae el telón sobre Hilda y Betty con las últimas notas de Somewhere:

7 comentarios:

El Sombrerero Loco dijo...

Ugly Betty, genial, el final, doblemente genial, para cuando la segunda temporada? la quiero YA! Tu blog otro descubrimiento, muy interesante y con mucho en común conmigo... nos linkeamos?
En mi perfil tienes mi mail para tu respuesta, o un comentario en el blog, lo que prefieras ;)

Ánade dijo...

Betty (la serie) es de lo mejorcito que he visto últimamente. Coincido contigo en todo, especialmente en la parte dedicada a esos dos grandes personajes que son Mark y Justin. Son geniales, los mires por donde los mires. Justin es un encanto, y Mark, que como bien apuntas es algo histriónico, te gana en cuanto muestra un poco de debilidad hacia Betty (bueno, y con esa relación tan graciosa que tiene con Amanda).

A ver si me pongo en serio con ella, que la tengo aparcada en el 1x16 desde hace unos días y quiero seguir viéndola. ;)

Marta dijo...

Jolín, yo vi el primer capítulo hasta la mitad y no me enganchó nada de nada...

Pero en algún momento ocioso de mi vida le volveré a dar otra oportunidad ya que todos habláis tan bien de ella.

Oliver dijo...

Pues creo que he llegado tarde, me la bajaré completa para ponerme al día, ya terminó la primera temporada??
Me has dado razones suficientes para darle una oportunidad a esta versión de la ya manida figura de la fea, después de verla en diferentes nacionalidades y ver que todas eran bastantes funestas, comprenderás que ya mi paciencia estaba algo resentida. Veamos pues qué ofrece de nuevo esta serie, por lo pronto me gusta Vanessa Williams y los cameos son prometedores como el de Vicky Beckham que ultimamente se prodiga muy poco, me da que los EEUU no le están sentando bien. Saludos

Catalina dijo...

Hola, soy nueva por aquí.
Mi hermana la está viendo y me dice que le encanta. Yo es que no puedo con más series, una más y muero. Estoy enganchada a Perdidos, Mujeres Desesperadas, Héroes....No doy pa más. Y como ya vi la auténtica Betty La Fea en su momento, por muy buena que sea, me da pereza ver una serie qeu ya se todo lo que pasa. Y eso que sale la Beckham de cameo y todo.

Besitos
Cartoncilla

Jen dijo...

Eiii!

Gràcies! Com has arribat al meu blog? fa temps que no l'actualitzo però ho faré! Fa poc he représ l'altre que porto: http://movies4indies.blogspot.com.


Aquesta setmana em vaig empassar els tres sencers de betty, m'encanta, res a veure amb les versions espanyola, colombiana, etc...

Un telespectador más dijo...

Yo es que ya estoy un poco saturado de Beas, pero los trozos qeu he visto me ha aprecido muy buena.

Saludos