lunes, 1 de octubre de 2007

Remembering Felicity Porter and Julia Salinger

Cuando su encubierto amor de la adolescencia, Ben Convigton, le firma el anuario el día de la graduación, la vida de la tímida y dulce Felicity Porter da un vuelco de trescientos sesenta grados. Su primera gran decisión -eso sí, precipitada también- es dejar Palo Alto y el futuro prometedor y súperprogramado que sus padres han ideado para ella. Vuela hasta Nueva York y se matricula en su Universidad en pos del chico de su instituto. Sólo le acompañarán su abundante y rizada melena dorada y una grabadora. La joven Ally McBeal, como se han aventurado a tildar algunos por los rasgos que obviamente comparten: su sensibilidad, su inteligencia no desprovista de carismáticos brotes neuróticos, su romanticismo y su carácter extremadamente soñador, su inseguridad a pesar de sus deseos de independencia... no dejo indifirente al público como tampoco lo haría su sucesora treintañera -aunque ésta con mayores logros por parte de la crítica-.

Un accidente de coche provocado por un conductor ebrio acaba con los señores Salinger y sus cinco jóvenes hijos deben cuidar los unos de los otros para afrontar con éxito las vicisitudes de la vida. Julia Salinger, apasionada amante de la literatura y luego encargada de una galería de arte, sufre y se convierte en la reina indiscutible de este drama galardonado con un Globo con perdón de la bellísima Paula Devicq o Jennifer Love Hewitt -cuyo spin-off pasó como una exhalación por las parrillas estadounidenses-. Cabe destacar el papel de Claudia Salinger que nos deleitaba contínuamente con piezas para su violín. Nota: La Sexta ha adaptado-copiado Party of five (hasta la selección de los actores se ha cuidado tanto que da miedo ese aire a Neve Campbell de Adriana Ugarte, aunque no superé a nuestra Neifa original, of course.... ni la guapa Elena Ballesteros a la diosa Devicq...) por lo que ahora contamos con la versión castellana de la popular serie yanqui.

Estoy en fase-meláncolico-de-series- y por eso rescató del baúl de los recuerdos a Felicity y Julia y menciono lo grande de sus existencias ficcionales

11 comentarios:

ALX dijo...

A Felicity no la soportaba, era demasiado pava.
Y Cinco en familia no podía verla, era taaaaan dramática que me superaba, sobre todo el papel que interpretaba mi adorada Neve Campbell, que sufría tanto la pobre (que si la boda, que si luego el marido maltratador, que horror)

Inma dijo...

Yo, en cambio me las chupaba ...y me las chupo ahora mismo. Voy por la tercera temporada de ambas.
Es verdad q es pava pero siempre me identifico con las pavas ¿por qúe será?...

xandalie dijo...

A mi me encantaba Cinco en familia, aunque más por Charlie, ahora Jack en Lost, que por Neve xDD

Y en cuanto a Felicity bueno siempre fue pro Noel y Ben me parecía insoportable y encima el otrora idolatrado JJ se cargó la serie (cosa que hizo con Alias tambien, así hablando de todo un poco)

ALX dijo...

Antes que Private Practice te recomendaría incluso,la segunda temporada de Anatomía de Grey. Porque reconozco que pese a que me ha gustado no es ni mucho menos una gran serie. Por ahora entraría dentro de esa categoría que se podría llamar "placeres culpables".

Closto dijo...

Pues yo no veía ni Felicity ni Julia. Yo sólo veía Ally McBeal, que me encantaba y me sigue encantando y me encanta que mi Calista Flockhart esté en Cinco Hermanos porque me encanta esa serie y me encanta más Calista y la serie y me encanta que me encante que me está encantando que así sea.

Mr. Prozac dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Mr. Prozac dijo...

Uy, muy pocos Feliciteros veo por aquí.
Haces bien en reivindicar el poder que Felicity hizo a muchos adolescentes, mientras la gran mayoría veía Los rompecorazones o las Gemelas de Sweet Valley, otros entendimos cosas un poco mas "trascendentales" con la rizitos de oro de la WB.

PD: Cinco en Familia... solo sentia pena por la pobre Neve y ese marido, pero vamos, aun asi.. nunca entendí el revuelo con esa serie.

angel dijo...

Felicity era simplemente genial, pero mucho más genial era Megan, la compañera de la ropa interior fresquita en la susodicha mininevera de la discordia. La verdad que me encantaba y me encanta esa serie

Tienes buenos gustos!!!

Albert dijo...

Gracias, Angel. ¿Inma y tú tenéis blog?

¡Ahm! Sigo sin poder dejarte posts, Alx... y sigo teniendo que recurrir a otros pcs u personas para colgar de vez en cuando algún mensaje en tu blog... Lo mismo me ocurre con Mr. Mcguffin (nombre probablemente mal escrito porque lo he hehcho de memoria...)

Albert dijo...

Gracias, Angel. ¿Inma y tú tenéis blog?

¡Ahm! Sigo sin poder dejarte posts, Alx... y sigo teniendo que recurrir a otros pcs u personas para colgar de vez en cuando algún mensaje en tu blog... Lo mismo me ocurre con Mr. Mcguffin (nombre probablemente mal escrito porque lo he hehcho de memoria...)

angel dijo...

Noup, lo siento pero no estoy metido en esto del blog. Simplemente leo los de personas conocidas, y los que me parecen interesantes y expreso mi opinión. EL tuyo, me parece muy interesante :D